ENTREVISTA

Agricultura y Medio Ambiente se fusionan para generar sinergias

«Nuestro objetivo es lograr la mayor cota posible de desarrollo sostenible en Bizkaia»

Elena Unzueta, Diputada foral de Sostenibilidad y Medio Natural

Elena Unzueta fue nombrada en julio del año pasado Diputada foral de Sostenibilidad y Medio Natural, cargo desde el que trabaja para conseguir una «Bizkaia verde» con la doble perspectiva de la calidad de vida que deriva de un territorio calificado así y la económica, ya que funciona como tractor de la innovación y desarrollo de la llamada «economía verde». Una tarea en la que, además, persigue la colaboración de todos los agentes sociales e institucionales.

La unión en esta legislatura de los Departamentos forales de Agricultura y Medio Ambiente en el Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural ha supuesto un reto y, al mismo tiempo, una oportunidad de aprovechar sinergias y de colaborar en dos materias complementarias. Con esta nueva estructura se abre un gran abanico de oportunidades de cuya gestión se ocupa el equipo liderado por la Diputada Elena Unzueta, que desde el mes de julio lleva las riendas de este nuevo Departamento y que hace de la colaboración, tanto interna como con los profesionales, asociaciones e instituciones que trabajan en el ámbito del primer sector y la sostenibilidad, su principal seña de identidad.

Bizkaia Maitea: ¿Por qué unir los Departamentos de Agricultura y Medio Ambiente en uno solo?

Elena Unzueta: Porque creemos que ambos tenían numerosos puntos de encuentro, lugares compartidos, que hacen posible el establecimiento de sinergias que nos van a permitir aprovechar los recursos con los que contamos. Vamos a aprovechar las oportunidades de trabajo de los hasta ahora dos Departamentos y a coordinar los recursos existentes. Y esta coordinación se reflejará en todos los ámbitos, pero va a tener una especial incidencia en la mejora de los resultados de nuestra gestión. Este nuevo planteamiento nace con la vocación de trabajo en común, apostando por esa coordinación de servicios para garantizar la sostenibilidad de y en el medio natural de Bizkaia, que es el reto más importante que asumimos desde el nuevo equipo.

B.M.: ¿Ése es su principal objetivo?

E.U.: Nuestro principal objetivo es que Bizkaia alcance las mayores cotas posibles de desarrollo sostenible. Y, para lograrlo, pondremos en marcha las líneas de acción que contempla el Programa Bizkaia 21, la estrategia de la Diputación Foral de Bizkaia para el desarrollo sostenible.

B.M.: ¿Cuenta para ello con un buen punto de partida? ¿Cuál es la situación de nuestro Territorio en esta materia?

Bizkaia es un referente en materia medioambiental. Podría decirse que somos la «pequeña Alemania» del Estado. El 100% de nuestra población tiene acceso a la recogida selectiva de residuos y un 96% a sistemas de saneamiento y depuración de aguas. Nuestros niveles de reciclaje son los más elevados del Estado y aprovechamos el 90% de los residuos que generamos. Por eso, vamos a seguir trabajando para mejorar estos índices desarrollando las políticas vigentes, sin cambios radicales en la gestión medioambiental. No hay por qué cambiar lo que funciona. Y el modelo de Bizkaia funciona. Por eso, nuestra política en esta materia va a ser continuista.

B.M.: ¿Qué ejes principales tendrá la actuación desde la Dirección de Medio Ambiente en esta legislatura?

E.U.: Vamos a trabajar para lograr una «Bizkaia verde» desde una doble perspectiva: la de la calidad de vida que deriva de un «territorio verde» y la económica, ya que las normativas y políticas exigentes en temas ambientales actúan como motor para la innovación, beneficiando la capacidad competitiva de las empresas y el desarrollo de la llamada «economía verde».

B.M.: ¿En qué proyectos concretos se va a materializar ese objetivo?

E.U.: A lo largo de la legislatura tenemos previsto desarrollar múltiples actuaciones. No me voy a extender en explicarle todas, pero sí le señalaré algunas que consideramos importantes. Vamos a impulsar la integración en el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia de todos los municipios de nuestro Territorio que aún no lo estén; queremos establecer una prórroga consensuada del II Plan de Gestión de Residuos Urbanos de Bizkaia 2005-2016 hasta el año 2020 para adecuar sus objetivos a la Directiva Marco de Residuos de la Unión Europea; y vamos a extender a todos los municipios de Bizkaia el contenedor blanco y a intentar incrementar los índices de compostaje. Además, culminaremos la elaboración de los Planes Rectores de Urkiola y Armañón y los Documentos de Directrices y Actuaciones de Gestión para los parques naturales y las zonas de especial conservación. Y, una vez aprobados estos documentos, comenzaremos a gestionar todas esas áreas siguiendo la estrategia marcada en estos planes. También pondremos en marcha el Centro de Interpretación del Parque Cultural y Ambiental de la Minería del País Vasco en Meatzaldea, trataremos de aumentar el número de playas certificadas y mejorar sus servicios, elaboraremos el Plan de Movilidad Sostenible de las playas de Urdaibai y daremos un impulso al área Meaztegi Berdea, además de apostar por una mejora del Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Gorliz, entre otras cuestiones.

B.M.: Son muchos proyectos. ¿Por dónde van a empezar?

E.U.: Los presupuestos de este año definen nuestros primeros pasos y están en consonancia con la estrategia que nos hemos marcado. Por ejemplo, invertimos en infraestructuras medioambientales, entre las que se cuentan las obras de saneamientos y abastecimiento de aguas en los municipios integrados en el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, o la gestión de los garbigunes, o el impulso a la implantación del quinto contenedor en nuestro Territorio. Y seguimos trabajando en el mantenimiento de las áreas de esparcimiento, la gestión de los parques naturales, el mantenimiento de senderos, los proyectos LIFE, la gestión de las playas o las subvenciones para promover el ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables.

B.M.: ¿Y en la otra ‘pata’ del Departamento, en la Dirección de Agricultura? ¿Cuáles son las prioridades para los próximos años?

E.U.: El principal reto que nos hemos marcado es el de la modernización, escucha y apoyo al primer sector. Queremos facilitar las relaciones entre los y las profesionales del sector con la Administración foral. Por eso, estamos abordando un proceso de modernización en dos ámbitos: el de los sistemas informáticos y herramientas que utilizamos para nuestra labor diaria y el de las tecnologías que las personas que trabajan en el primer sector pueden utilizar para relacionarse con la Diputación. Con ello pretendemos facilitar el trabajo y mejorar la calidad de vida de los hombres y mujeres que profesionalmente se dedican al sector primario en nuestro Territorio. Además, hemos iniciado la puesta en marcha de mesas consultivas subsectoriales para mantener ese contacto continuado y directo con el fin de conocer de primera mano las necesidades de este sector. Además, vamos a elaborar un plan integral para reforzar, mejorar y favorecer la producción y el posicionamiento en los mercados de todos, y subrayo todos, los productos agroalimentarios de Bizkaia.

B.M.: Quizá uno de los ejemplos más claros del aprovechamiento y coordinación de recursos dentro del Departamento sea el ámbito forestal, porque las actuaciones que realiza la Dirección de Agricultura también ayudan a la conservación de los montes.

E.U.: Es un ejemplo de la transversalidad que nos impulsó a crear un único Departamento. En este ámbito, vamos a elaborar planes y medidas a adoptar en situaciones de desastre natural, a establecer planes de movilización de la madera para fomentar la renovación de la masa forestal garantizando, al mismo tiempo, la posterior repoblación y se van a seguir implementando las medidas preventivas puestas en marcha en la lucha contra los incendios. Además, vamos a condicionar las ayudas a la obtención de la certificación forestal y pretendemos implementar y divulgar buenas prácticas en la actividad forestal a través de la colaboración con este subsector. Y, sobre todo, y ésta es una de las líneas de trabajo en materia más importante para esta legislatura, vamos a impulsar el proyecto de Norma Foral de Montes.

B.M.: ¿Hay más ámbitos en los que se solape un área y otra?

E.U.: Los hay. De lo contrario, no habría sido posible la fusión en un único Departamento de las Direcciones de Agricultura y Medio Ambiente. La misma actividad del primer sector en su conjunto redunda en un cuidado de nuestro medio natural. Pocos aprecian más que los y las profesionales del sector primario la naturaleza. Las personas productoras de este sector son las primeras en cuidar del entorno, porque les va su medio de vida en ello. Y, yendo a ejemplos concretos, otro punto en el que la vinculación entre un área y otra es muy evidente es en el de las medidas agroambientales y de clima y de agricultura aprobadas y previstas en el Plan de Desarrollo Rural, que gestiona la Dirección de Agricultura. O la tarea que se realiza en la Estación de Fruticultura de Zalla para recuperar especies vegetales autóctonas, por ejemplo. Incluso los programas de ayudas a asociaciones gestoras de montes públicos para erradicar enfermedades podrían considerarse también un punto de confluencia claro.

B.M.: Ha hablado de colaboración dentro del Departamento y también en su ámbito de actuación, fuera de la estructura de la propia Diputación. ¿El trabajo conjunto es fundamental para el logro de los objetivos marcados?

E.U.: Sin duda. De la misma manera que creemos en la coordinación, el establecimiento de sinergias y la colaboración interna, estamos convencidos de que trabajar codo con codo con los sectores productivos, con las asociaciones, con las instituciones… nos va a ayudar a crear una Bizkaia más «verde», más sostenible. Nos va a permitir avanzar en el camino que nos hemos marcado. Entre todos y todas, hacemos más, somos capaces de más. Y también hacemos mejor. De hecho, uno de los ejes de nuestra actuación va a ser también el de la colaboración con el resto de instituciones de nuestro país.

B.M.: ¿En qué dirección va a ir esa colaboración interinstitucional?

E.U.: Nuestra intención es mantener una relación fluida con todas las instituciones en general. Y le pongo algunos ejemplos concretos: vamos a impulsar el refuerzo de la figura de Udalsarea 21, la red de municipios vascos hacia la sostenibilidad en la que participamos el Gobierno Vasco y las tres Diputaciones junto a los municipios de Euskadi. Y también vamos a buscar una mayor participación en órganos como Ura y a impulsar el Consejo para la Sostenibilidad de Bizkaia, el órgano de relación, participación y coordinación de las políticas de sostenibilidad entre las Juntas Generales y la Diputación Foral de Bizkaia. Vamos a convocar este consejo al menos una vez al año para dar cuenta de la ejecución del Programa Bizkaia 21 y de la evolución de los indicadores de sostenibilidad de Bizkaia. Digo al menos una vez al año porque lo que queremos es poder mantener más encuentros para informar a sus integrantes acerca de los distintos planes forales que les atañan. 

Centro de recuperación de la fauna salvaje

La protección y recuperación de la fauna silvestre es una de las materias en las que trabaja la Diputación Foral de Bizkaia. En 1999, puso en marcha el Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de Bizkaia en Gorliz, en donde se han atendido 12.796 animales de 462 especies diferentes que, de no haber pasado por el centro, no habrían sobrevivido en la naturaleza. «Este centro es una de las herramientas para conservar la biodiversidad. Y es también un lugar para el conocimiento, un lugar de investigación, una fuente de información incomparable sobre el estado de la fauna silvestre», explica la Diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, quien apunta también que a lo largo de esta legislatura se quiere impulsar el potencial investigador y educativo de este centro.