BRICOLAJE ECOLÓGICO

Nuevo reto del Banco de Alimentos de Bizkaia

Recogida de alimentos perecederos

Sección de Residuos – Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural

La Diputación Foral de Bizkaia y el Banco de Alimentos de Bizkaia (BAB), tienen firmado un convenio de colaboración a fin de ampliar la recogida de alimentos, introduciendo una nueva línea de trabajo: los alimentos perecederos. Mediante este convenio, la institución foral se propone dar un paso adelante en la consecución de los objetivos, líneas estratégicas y metas establecidas en el Plan de Prevención de Residuos Urbanos de Bizkaia 2010-2016.

La política de prevención de residuos puesta en marcha por la Diputación Foral de Bizkaia desde la aprobación de dicho Plan, determina la necesidad de impulsar iniciativas para poner freno al despilfarro alimentario. Dicho plan propone establecer convenios con grandes superficies comerciales para la prevención de residuos urbanos, dada la gran repercusión que tienen este tipo de establecimientos sobre el cómputo de residuo alimentario generado en el territorio. Estos centros, los supermercados, son en definitiva quienes colaboran directamente con el Banco de Alimentos para conseguir el objetivo final de minorar la perdida de alimentos y al tiempo reducir el biorresiduo.

Gracias a este nuevo convenio, que supone una inversión de 100.000 euros, la Diputación contribuirá a un doble propósito; el de frenar el despilfarro de alimentos, facilitando la labor de reparto entre las personas más necesitadas de Bizkaia, y el de disminuir los residuos generados. La subvención se ha destinado a la adquisición de dos furgonetas frigoríficas nuevas y dos adaptadas, así como a sufragar los gastos de explotación de estos vehículos.

La nueva recogida selectiva de alimentos perecederos dio comienzo el pasado 15 de mayo, con parada en Mercabilbao, así como en otros 59 establecimientos comerciales de las cadenas de Eroski, Simply, El Corte Inglés, Carrefour y Eurosuper. Esta iniciativa emplea a unas 14 personas, todas ellas voluntarias, quienes no perciben ningún tipo de compensación dineraria por su esfuerzo. Nueve de ellas trabajan a tiempo completo y otras 5 a tiempo parcial.

Objetivos y metodología

Uno de los propósitos del BAB es el de aumentar la variedad de productos donados mediante la recogida de fruta, verdura, carne y pescado envasados, lácteos envasados, y, en definitiva, alimentos perecederos que aún se encuentren en condiciones de ser consumidos, aunque con fecha cercana a su caducidad, razón por la cual venían siendo desechados hasta ahora.

A las tiendas participantes se les facilitan cestones especiales para acopiar los alimentos donados, de donde son recogidos y, mediante los vehículos frigoríficos adquiridos, son depositados en la cámara frigorífica del almacén central del Banco de Alimentos en Basauri para su pesado, clasificación, almacenamiento y redistribución. Los alimentos se tratan con el máximo cuidado, se catalogan y almacenan, controlando su calidad y respetando las normas sanitarias, de manera que lleguen a sus receptores en condiciones aptas para el consumo.

Periódicamente, las instituciones sociales receptoras de estos alimentos retiran el lote asignado, en función de las existencias en el BAB y del número de personas acogidas en la institución; en el caso de los alimentos perecederos el reparto se suele realizar en el día siguiente a la recogida. Estas instituciones por su parte, se comprometen a hacer un buen uso de las donaciones recibidas, y a no comercializar los alimentos, ni cederlos a terceros.

Banco de Alimentos de Bizkaia

La Asociación contra el despilfarro de alimentos «Banco de Alimentos» de Bizkaia es una fundación benéfica privada, independiente, sin ánimo de lucro que tiene como objetivo de interés social, económico y humanitario, el hacer frente a la lucha contra el despilfarro y contra la marginación social en Bizkaia, a base de recuperar productos alimenticios que, de otro modo, se perderían, para hacerlos llegar a las personas más necesitadas de nuestro entorno a través de entidades benéficas.

El BAB se constituyó en 1995 por personas voluntarias y está declarado institución «De Utilidad Pública» por el Gobierno Vasco. Toda la acción del Banco de Alimentos de Bizkaia se basa en la gratuidad de los alimentos que se reciben, y en su distribución justa a través de las entidades benéficas que atienden a los destinatarios finales. Esta tarea se lleva a cabo gracias al trabajo de un gran número de personas voluntarias.

En los últimos tiempos, las cotas de pobreza y el número de colectivos marginados ha crecido de forma exponencial y, en consecuencia, la demanda de alimentos que llegan al BAB por parte de las entidades que las atienden, prácticamente se ha duplicado. Paralelamente, en esta sociedad del consumo, se da la paradoja del constante aumento en la eliminación alimentos aprovechables. Y, aunque cada vez las empresas fabricantes de productos alimentarios son más conscientes de este problema, a las plantas de gestión de residuos siguen llegando alimentos susceptibles de ser consumidos. 

Algunos datos de interés

De los casi 350 kg/hab/año de residuos generados como media en Bizkaia, más de 100 kilos corresponden a restos de alimentos que finalizan en los contenedores. Se estima que cada familia tira un 10% de la comida que ha comprado a la basura.

Desde Mayo de 2015, fecha de puesta en marcha de la campaña de recogida de alimentos perecederos en algunos supermercados de Bizkaia, el BAB ha recogido una cantidad estimada de 75 toneladas de alimentos aún aptos para su consumo.

Iniciativas como la Semana Europea de Prevención de Residuos juegan un papel destacable en la difusión de acciones de Prevención.

Asimismo, la ciudadanía juega un papel clave en este tipo de prevención de residuos para evitar el despilfarro de alimentos. ¿Cómo?: organizando bien nuestro menú y nuestra compra, cocinando la cantidad adecuada, reutilizando los excedentes de comida preparada… El mejor residuo es el que no se produce.

+ información: https://www.bancali-biz.org/www/es/