Logo de la Diputación

Foru Aldundia - Diputación Foral

Contacto

Bizkaia 21

Logotipo de Bizkaia21

San Roke

Áreas de esparcimiento de la Diputación Foral de Bizkaia

Áreas de esparcimiento de la Diputación Foral de Bizkaia

El área de esparcimiento San Roke está situada en el municipio de Turtzioz bajo la responsabilidad del Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural de la Diputación Foral de Bizkaia

Esta área de esparcimiento se sitúa junto a la ermita de San Roke en el barrio del mismo nombre y a unos 200 metros del casco urbano de Turtzioz.
 
Accederemos a esta área de esparcimiento cogiendo la carretera local que del Valle de Villaverde se dirige a Guriezo. Transcurrido 3,5 km, justo a la entrada del pueblo de Turtzioz, sale a mano derecha, junto a los primeros caseríos, una estrecha carretera que, en menos de 1km de subida, nos conduce a la ermita de San Roque, en cuyos alrededores ha sido instalada esta área de esparcimiento.
 
Imagen del área de esparcimiento San Roke

Equipamientos


  • Accesibilidad

  • Aparcamiento

  • Fuente de agua potable

  • 8
    Nº de Asadores

  • 9
    Nº de Mesas

  • Papeleras

  • Vistas panorámicas

  • Zona de sombra

Observaciones

  • Cada uno de los asadores del área de esparcimiento tiene dos fuegos. 
  • El aparcamiento acoge 6-7 vehículos.
  • Un sencillo caserío y el conjunto formado por la ermita y la plaza de toros configuran el entorno de esta área, todo ello enmarcado en un paisaje de verdes prados. Mesas y asadores se reparten sobre una pequeña campa vallada que, desde la parte posterior de la ermita, asciende con suavidad hacia el seto que la delimita. Robles, tilos y arces son algunos de los árboles cuyas fondas nos protegen y ofrecen su sombra sin por ello impedirnos disfrutar de unas maravillosas vistas del valle de Turtzioz, con los montes de Jorrios y Armañon sobre él.
Paseos y lugares de interés:
 
Ermita de San Roque y Plaza de toros. 
 
Todo el que visite esta área quedara sorprendido por el curioso conjunto que forman ambas construcciones, en otro tiempo muy habitual en la comarca. La ermita dedicada a San Roque, conserva en su interior una figura del Santo acompañado de su fiel perro. La plaza de toros mantiene aún se estructura primitiva, basada en un muro de piedra dispuesto en forma circular, con un pequeño escalón en todo su perímetro a modo de grada. En su interior eran lidiadas “a pelo” las vacas monchinas que se bajaban de los campos con tales fines y que, posteriormente, eran de nuevo soltadas en el monte. En la actualidad, perdidas sus viejas funciones, la hierba y un solitario fresno ocupan este lugar.
 
Turtzioz. 
 
Un breve paseo nos acerca al bello e interesante municipio de Turtzioz, en cuyo casco urbano podemos apreciar gran número de casas señoriales, destacando entre otras la Casa Torre de la Puente y el palacio del mismo linaje. Su parroquia, bajo la advocación de San Pedro de Romaña posee un amplio arco triunfal y un esbelto campanario. Junto a ella se halla la plaza de toros, antaño con una estructura similar a la de San Roque y rodeada de olmos, bajo los cuales se realizaban alegres romerías. En la actualidad, tras diversas remodelaciones, ha perdido parte de su antiguo encanto.
 
Contrasta con la grandeza de estas construcciones el alegre colorido de las balconadas que caracterizan las viviendas de lugar, siendo especialmente reseñables los caseríos del cercano barrio Pando, situado en la margen izquierda del río y donde se encuentra otra área de esparcimiento .
 
A parte del gran interés que supone lo hasta ahora mencionado, es asimismo un dato a tener en cuenta las posibilidades que nos brindan la existencia de un frontón y unas piscinas municipales en el mismo Turtzioz.
 
Cueto y La Cruz. 
 
Son numerosos los barrios que se encuentran desperdigados por las laderas montañoas que rodeaban el valle. Acercándonos a cualquiera de ellos, podemos apreciar en cada uno diferentes valores que recompensarán nuestra visita. Este es el caso de Cueto, una sencilla agrupación de caserios en torno a la Iglesia Parroquial, desde donde podemos comenzar un atractivo paseo. Continuamos ascendiendo por la carretera hacia el cercano barrio de Cueto, de cuya entrada y en una cerrada curva parte a mano derecha una amplia pista que, en suave pendiente va ganando altura. En un agradable rincón, a la sombra de encinas y robles, encontramos a nuestra derecha una chabola con su redil. Es el comienzo del barrio de La Cruz, formado por varias majadas dispersas. La pista, ahora en peores condiciones, asciende a un collado próximo desde el que podemos contemplar las ya cercanas cumbres de Jorrios y Armañon, a las cuales podemos acceder desde este lugar.

Reloj de sol.

Muy cerca del área de esparcimiento y situado en un pequeño mirador que asoma sobre el valle de Trucios/Turtzioz, encontramos un curioso reloj de sol, datado en el año 1946. Está labrado en un bloque circular de piedra arenisca, con numeración árabe de 6 de la mañana a 6 de la tarde. En él aparece la inscripción “El sol marca las horas pero sólo Dios fija la hora”.
 

Datos de interés

Agroturismos cercanos

Nekatur

Visitas y paseos

Climatología

Euskalmet

Aviso

Para visualizar estos ficheros necesita el programa gratuito Adobe Reader, acceda a este enlace para descargarlo.

Arriba

Entendido