NUESTRO ENTORNO

Una gestión dinámica y en equilibrio

25 Aniversario del Parque Natural de Urkiola

Antonio Galera Coleto. Director-conservador del Parque Natural

Urkiola fue el primero en Bizkaia en obtener el reconocimiento de Parque Natural. A finales de este 2014 se cumplen 25 años de su declaración mediante el Decreto 275/1989, de 29 de diciembre del Gobierno Vasco.

Los motivos que impulsaron la declaración de Urkiola como Parque Natural hace 25 años fueron, por una parte, los valores naturales, culturales y paisajísticos que conformaban este área como uno de los ecosistemas de mayor singularidad en el País Vasco. También se valoró la amenaza que constituían las presiones de diversa índole, frecuentemente con carácter abusivo, para proteger y restaurar con esta nueva forma de gestión sus valores naturales, cuyo lento pero continuo deterioro se había constatado.

Esta declaración ha supuesto para el entorno un punto de inflexión en la manera de gestionar el medio natural al cambiar el enfoque para alcanzar los objetivos de conservación y restauración de los valores naturales de la zona, lo que implica la necesidad de armonizar los usos y actividades que se desarrollan en el interior del Parque Natural, que han de adaptarse y ser acordes con dichos objetivos a través de la normativa y la zonificación en función de la fragilidad de los ecosistemas. Las mejoras a lo largo de estos 25 años son evidentes, tanto en lo que se refiere al incremento de especies autóctonas –sobre todo haya–, sustituyendo especies dedicadas a la producción (fundamentalmente pino radiata) en ubicaciones incorrectas, como a la implementación de buenas prácticas en los usos y actividades. También se ha constatado una mejora de las infraestructuras que, en definitiva, ha revertido en una mayor protección del medio y en un aumento en la recuperación ecológica de los terrenos y las especies.

Incluido en la Red Natura 2000

El Parque Natural de Urkiola forma parte de la Red Natura 2000, que constituye una red ecológica europea coherente de zonas especiales de conservación (ZEC) con el objetivo fundamental de favorecer el mantenimiento de la biodiversidad, garantizando un estado de conservación favorable de los hábitats naturales y de los hábitats de las especies.

La pertenencia de Urkiola a esta Red implica la incorporación explícita de los elementos y objetivos de conservación específicos derivados de la Directiva de hábitats que constituyen un conjunto indivisible y coherente con el conjunto de la gestión en el Parque Natural. En definitiva, un plus para la conservación y la sostenibilidad en la gestión.

Principales amenazas

Las principales amenazas con las que se enfrenta este entorno natural son todas aquellas que se derivan del uso abusivo o inadecuado, de la presión excesiva sobre los recursos o elementos que constituyen el Parque Natural. El desconocimiento o el menosprecio de los procesos naturales y los mecanismos biológicos que garantizan la estabilidad y la evolución favorable de los ecosistemas es un factor de amenaza de gran importancia. A ello se contrapone la gestión del espacio, que ha de contar con la dotación suficiente de medios legales, materiales y humanos para que sea efectiva.

Un aspecto muy importante de la gestión, en el que juegan un papel destacado los centros de interpretación de los Parque Naturales o «Parketxes», es todo lo relacionado con la educación y sensibilización ambiental y la divulgación dirigida a escolares y población en general; porque, de una forma continuada a lo largo del tiempo, se contribuye a la comprensión de los conceptos ligados a la conservación y mejora de los sistemas naturales, a su funcionamiento, a las interacciones y a generar una actitud positiva acorde con el mantenimiento favorable de la biodiversidad y las limitaciones que puedan ocasionarse a usos y actividades que se demanden ahora y en el futuro a este espacio natural.

Retos a corto y medio plazo

Actualmente se dispone de una estrategia de calidad para la gestión de los espacios naturales protegidos, en la cual cada Territorio Histórico, de acuerdo a las particularidades y circunstancias propias, desarrolla unas líneas de acción que se refieren a tres ámbitos generales de trabajo: conservación de la biodiversidad, uso público y sensibilización ambiental y desarrollo socioeconómico de las áreas de influencia. De estos tres ámbitos surgen unas líneas de acción y de ellas actuaciones concretas, distribuidas en un cronograma durante un periodo inicialmente considerado de cinco años. El reto a corto plazo consiste en incorporar a la gestión, cada año, la mayor parte posible de los objetivos particulares previstos en este cronograma ideal mencionado.

Como aspectos más inmediatos en proceso de elaboración avanzado hay que señalar, por su relevancia, la integración de las obligaciones derivadas para la gestión de Urkiola de su consideración de lugar Natura 2000, con los documentos normativos propios: Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) derivados de la Ley 16/1994, de 30 de junio, de conservación de la naturaleza del País Vasco. En proceso de Evaluación ambiental estratégica se encuentra el Plan Director de Uso Público para los espacios protegidos de montaña de Bizkaia, en el que se incluye Urkiola.

Asimismo, está prevista la implementación de un manual de buenas prácticas de conservación, tanto preventiva como proactiva, que incluirá las que ya se están llevando a cabo y otras medidas nuevas.

La labor del Director-conservador del Parque Natural de Urkiola

La actividad de un Director-conservador varía según las características, aspectos cotidianos y su desarrollo, en función de cada Parque Natural y de la Administración Gestora de que se trate. De forma general se puede decir que la tarea fundamental que tiene asignada es impulsar la gestión del Parque Natural. El Director-conservador es la figura nombrada para estar al frente de la gestión y le corresponde la planificación de los trabajos y la estimación de las inversiones necesarias, destacando dos aspectos fundamentales dentro de sus funciones como son, por un lado promover y aplicar los documentos normativos para la gestión del Parque Natural, Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y Plan Rector de Uso y Gestión fundamentalmente, y por otro promover, y en su caso aplicar cuantas acciones estime convenientes en beneficio de los objetivos propios del Parque Natural.