NUESTRO ENTORNO

20º aniversario del espacio natural protegido más extenso de Euskadi

Parque Natural de Gorbeia

Fernando Cámara. Director-conservador del Parque Natural de Gorbeia

El Parque Natural de Gorbeia guarda un exquisito patrimonio natural y cultural: su flora, fauna, formaciones geológicas, paisaje y los pueblos que conforman el Parque y su alrededor, constituyen el principal argumento que motivó, hace ahora 20 años, su declaración como espacio natural protegido. Su excepcional singularidad para el disfrute de la naturaleza constituye un valioso legado para las futuras generaciones.

El entorno del Gorbeia fue declarado Parque Natural en 1994. Sus 20.016 hectáreas lo convierten en el más extenso de la Comunidad Autónoma del País Vasco y están repartidas entre los Territorios Históricos de Bizkaia y Araba.

Sus orígenes se remontan a más de 100 millones de años atrás, época en la que estaba cubierto por el mar. Posteriormente, los materiales se plegaron y elevaron, y durante milenios los seres vivos fueron colonizando este espacio natural: hayas, robles, marojos, encinas, alisos... ocuparon sus suelos formando extensos bosques, de los que aún hoy se conservan excelentes muestras. Posiblemente las condiciones climáticas de la cumbre del Gorbeia, no permitieron que crecieran los árboles, por lo que se formó una pradera de alta montaña. En algunas zonas las especiales condiciones del suelo y las abundantes lluvias dieron lugar a espacios húmedos como los dispersos esfagnales, los humedales de Altube o la ya desaparecida turbera de Saldropo. Sobre las rocas, aparentemente desnudas, de los macizos rocosos de Itxina y Aldamin se instalaron plantas singulares, adaptadas a vivir en este medio tan hostil.

Al ascender hacia la famosa Cruz de Gorbeia se percibe la «huella» dejada en el paisaje por el ser humano a lo largo de miles de años de historia: monumentos megalíticos, pastos, brezales, molinos, ferrerías, caseríos... También grandes extensiones de repoblaciones forestales con pinos, alerces y cipreses, plantados para obtener su madera.

Paseando atentamente y en silencio se pueden ver u oír diversas especies que habitan estos parajes milenarios: rana bermeja, tritón alpino, lagartija roquera, ciervo, corzo, marta, gato montés, pico picapinos, alimoche, azor, roquero rojo... que son sólo una muestra de los numerosos animales que pueblan estos bosques, humedales, praderas y roquedos.

Red de sendas para el conocimiento y disfrute respetuoso

Una red de 14 sendas –unas comienzan en la vertiente alavesa y otras en la vizcaína– permiten gozar de una parte importante del sinfín de tesoros naturales y culturales que atesora: descubrir los bellos parajes de este espacio protegido, observar su flora y su fauna y, también, apreciar las tradiciones y la cultura de los seres humanos que habitaron y habitan este territorio.

El silencio y el respeto hacia la naturaleza durante nuestro recorrido, hace que Gorbeia nos «muestre» su cara más natural. Discurriendo por sus bosques y pastos de montaña, junto a ríos y arroyos. y entre sus rocas, se comprende claramente los motivos por los que Gorbeia es hoy un Espacio Natural Protegido. A la vez, ayuda a entender que es preciso conservarlo, para que cuando las generaciones futuras recorran estas mismas sendas, puedan seguir disfrutando de todos sus valores naturales.

La excursión más típica es la ascensión a la famosa Cruz. Para ello, existen diversas alternativas: Baias- Gorbeia, Pagomakurre, Murua… Otras rutas conducen al viajero por caminos en los que es posible observar «huellas» de la historia humana como dólmenes, menhires, majadas, carboneras, molinos y chabolas.

Joyas del Parque

Son muchos los valores excepcionales que nos ofrece Gorbeia y de los que, sin duda, no nos será difícil disfrutar. Entre ellos, destacar tan sólo algunos:

Un espacio para la educación ambiental

El Parque presenta una amplia oferta de actividades de educación ambiental que se llevan a cabo desde los dos Parketxes o centros de interpretación, acogida y entrada al Parque:

El programa dirigido al ámbito escolar se realiza en días laborales y se desarrolla durante el curso escolar. Existe también un programa dirigido a todo tipo de público a lo largo del año, en períodos vacacionales y/o festivos, al igual que un programa de actividades culturales (exposiciones, talleres, salidas, charlas...) tanto para los habitantes de la zona del Parque Natural como para el resto de público visitante.

PDFPara visualizar estos ficheros necesitas el programa gratuito Adobe Reader, accede a este enlace para descargarlo.