Aldundiaren Logoa

Foru Aldundia - Diputación Foral

Harremana

Bizkaia 21

Bizkaia21 logotipoa

Area tematikoak

  • Argitalpen-urtea: 2012
  • Egilea: Diputación Foral de Bizkaia-Bizkaiko Foru Aldundia
  • Editorea: Diputación Foral de Bizkaia-Bizkaiko Foru Aldundia
  • Area Tematikoa: Ingurumen arloko iraunkortasuna
  • Azpiarea: Ingurumen kalitatea
  • Hizkuntza: Gaztelania
  • Formatua: Aurkezpena

Vertederos controlados-¿Cómo funciona un vertedero controlado?

Adobe Flash Player Lortu

Zabortegi kontrolatuen funtzionamenduaren inguruko animazioa.

Transkripzioa

Transkripzioa:

Vertederos controlados-¿Cómo funciona un vertedero controlado?

Introducción

Los vertederos son lugares donde la basura compactada es depositada de forma controlada sobre terrenos acondicionados para tal efecto. Los vertederos controlados, correctamente construidos y gestionados, han de prevenir y evitar todo riesgo ambiental, sanitario y paisajístico al entorno; para ello han de cumplir unas rigurosas condiciones de ubicación y gestión de sus instalaciones.

1. Extracción de biogás

Se reduce el riesgo de incendio y la emisión de gases efecto invernadero

los gases que se recogen se aprovechan en pequeñas plantas generadoras de energía que sirven para abastecer las necesidades de la planta de tratamiento de las basuras y, en ocasiones, pueden añadir energía a la red general.

2. Recogida de lixiviados

Evita filtración a acuíferos.
Se transportan a depuradora.

3. Valla de recinto

Evitan la entrada incontrolada de personas y animales.
Recoge los residuos mas ligeros (bolsas, papeles…) para evitar que el viento los esparza por terrenos colindantes.

4. Suelo impermeabilizado

Se recubre el suelo con un material flexible e impermeable, para evitar que se infiltren los lixiviados. Estos se canalizan hacia un sistema de drenaje que los conduce hasta un depósito.(2)

5. Recubrimiento diario

Se recubren diariamente los residuos vertidos con tierra. Así se impide la acción de los animales, se reduce el riesgo de incendio y se evitan olores.

6. A TENER EN CUENTA

Los vertederos controlados precisan de una gran superficie para su instalación. Así, un vertedero que acoja las basuras de 50.000 personas, con una vida media proyectada para 20 años, puede precisar una superficie equivalente a 8 campos de fútbol.

Cuando el vertedero se llena se debe sellar adecuadamente, con tierras y láminas de plástico especiales y debe dejarse el terreno lo más integrado con el paisaje posible. Si esto se hace correctamente el lugar es apto para múltiples usos, pero se debe seguir controlando durante cierto tiempo después de que haya sido cerrado para asegurar que no se acumula metano que podría provocar explosiones y no se producen afecciones al medio ambiente.

Deskargatu artxiboa (92,68 KB)

Ulerturta